Cuanto vale un diamante?

El valor de un diamante depende de estas 4 variables, Color, Carat (quilates o medida de peso), Claridad (pureza de la piedra) y Corte (talla de la piedra), a continuación encontrara la definición de estas características:

Color. Hay diferentes rangos de color para clasificar los diamantes. Aunque existen diamantes rosados, azules, negros y de otras tonalidades, los más deseados son los cristalinos. Siendo el transparente o sin color, el de mayor calidad y el diamante amarillo el de menor calidad relativa. Los grados de color son los siguientes:

  • Incoloro (D,E,F)
  • Casi incoloro (G,H,I,J)
  • Amarillo tenue (K,L,M)
  • Amarillo muy sutil (N,O,P,Q,R)
  • Amarillo sutil (S,T,U,V,W,X,Y,Z)

Carat (Quilate) Un Quilate se compone de cien puntos, cuyo peso es de 0.2 gramos cada uno. La medida de quilate para piedras preciosas es diferente de aquella del oro. Entre más grande sea una sola gema de diamante, mayor es el valor de cada punto contenido en él. Es decir, un diamante grande vale más que diez pequeños.

Claridad. La claridad está dada por la presencia de residuos o "inclusiones" contenidas en un diamante después del tallado. Las inclusiones o flujos son producto del proceso de formación de la piedra y pueden ser vistos a simple vista en gemas de baja calidad, o invisibles en diamantes de muy buena claridad. Existen también diamantes libres de inclusiones pero estos diamantes son difíciles de encontrar y por tanto, su precio puede llegar a ser muy elevado.

De mayor a menor, la clasificación de la claridad es así:

  • F: Diamante puro
  • IF: Diamante sin inclusiones
  • VVSI: Muy, Muy poco incluido
  • VSI : Muy poco incluido
  • SI: Escasamente incluido
  • I: Diamante incluido

Corte (Talla). El corte de un diamante es muy importante ya que le da brillo a la piedra, dado que la proporcionalidad entre sus dimensiones facilita un mejor desempeño de luz. Esto es condicionado a la cantidad de facetas que tiene el corte. Las facetas son los múltiples lados que dan forma al diamante. Así, entre más facetas tiene un diamante, mayor es su precio. Un diamante promedio tiene 58 facetas.

 

TESTIMONIO DE CLIENTES SATISFECHOS

 

testimonio1Mónica Ramirez
Muy buen servicio y muy buen producto. Ella diseña las joyas por computador entonces puedes hacer las argollas como tú quieras.

testimonio2Adriana Lucia Saavedra
Diseñadora con mucha experiencia con muy buena asesoría y un producto excelente ajustado a lo que queríamos, la recomendamos por su buen trabajo!

                    Leer más Testimonios

 

Facebook ok  Twitter ok Skype okPinterest ok Instagram ok